a

Copeval Desarrolla

Mitilicultores de Calbuco y Cochamó inician trabajo asociativo como Grupos de Transferencia Tecnológica

Productores del mejillón chileno de Calbuco y Cochamó se han unido para intercambiar experiencias productivas, conocer nuevas técnicas y procesos, y compartir información de mercado. Esto gracias al proyecto piloto que lleva adelante el Programa Estratégico Regional (PER) para la Industria Mitilicultora de Corfo junto a la Fundación GTT y que ya comenzó su etapa de implementación.

Para Gustavo Martineau, coordinar del proyecto de la Fundación GTT, la metodología -utilizado hace más de 40 años en el sector agropecuario- está basado en conformar grupos de personas de un mismo sector productivo que cuentan con la capacidad de tomar decisiones, que tienen sus cultivos localizados en un territorio cercano y común; y que presentan una condición socioeconómica similar.
“Ya comenzamos con reuniones en terreno para que los productores de Calbuco y Cochamó vayan aprendiendo este modelo de trabajo que son los Grupos de Transferencia Tecnológica (GTT). La idea es intercambiar experiencias productivas entre pares, compartir recomendaciones y tips de la producción. En estas primeras actividades, donde contamos con un anfitrión, vamos a su centro de cultivo para ver cómo están operando, junto con los otros integrantes del grupo, y así conocemos cómo lo está haciendo y aportar a mejorar en conjunto”, comentó Martineau.

Los GTT buscan una nueva metodología de buenas prácticas para la captación, engorda, producción y comercialización de semillas y materia prima del mejillón chileno. A lo que se suma poder conocer nuevas técnicas y procesos, adquirir conocimientos, compartir información de mercado y aportar a la proyección en conjunto del desarrollo de su actividad.

El coordinador de los GTT, añadió “tenemos dos grupos integrados por al menos 7 productores y creemos se irán incorporando otros productores. Ellos están muy entusiasmados porque valoran los beneficios del trabajo asociativo, de conocerse y poder ayudarse mutuamente”.

Por su parte el Director Regional de Corfo Los Lagos, Gabriel Pérez, valoró la puesta en marcha de este proyecto y destacó que “esta nueva instancia responde a una de las brechas detectadas en el sector mitilicultor y a una demanda de los productores del mejillón chileno, como lo es la transferencia tecnológica, por ello la hemos abordado a través de este programa piloto que permitirá transferir conocimiento y el uso de las nuevas tecnologías”.

Agregó que “la implementación de este piloto permitirá validar este instrumento que permite fortalecer y promover el trabajo asociativo y la cooperación entre los actores del rubro, el que está inserto dentro de la línea de trabajo impulsada por Corfo como es la transformación y extensionismo tecnológico para fortalecer la competitividad de los pequeños productores”, puntualiza Pérez.

La mejor herramienta de innovación y negocios agrícolas